Home

METAFISICA

 

Miles de veces he escuchado que México es un país lleno de riquezas naturales, que la gente que lo habita es poseedora de una gran calidad humana y que no es fácil entender porque estamos inmersos en un mar de aparentes problemas y llenos de limitaciones de todos tipos.

 

México es un país históricamente católico y evidentemente ateo practicante, el principio del México actual es de sobra conocido, la devastación de todo el sistema religioso, político y cultural por los conquistadores y la superposición de un sistema de encomienda español y la religión de los reyes llamados católicos a fuerza de espada y Biblia, si fue bueno o malo no me corresponde juzgarlo porque no conozco las causas que motivaron tales efectos, y amo a México aquí y ahora, y hago caso de lo que dice la Madre Mercedes de que “El pasado sólo existe en la mente de quién lo piensa”.

 

La enseñanza metafísica ha cambiado mi vida y ha resuelto los aparentes problemas que enfrentaba, las lecturas de Emmet Fox, Cony Méndez y Rubén Cedeño, Krishnamurti y la Biblia han sido una luz en la oscuridad, y paso a pasito he caminado de la mano de sus enseñanzas a lo largo de experiencias ricas en conocimiento y de la gran felicidad de experimentar la libertad.

 

Como decía Shakespeare “Nada es bueno ni malo, el pensar lo hace así”, y al escribir estas lecciones de “Metafísica para Mexicanos” intento hacer evidente lo “físico del metafísico”, algo que haga click con la forma de pensar del Mexicano que vive en este nuestro siglo XXI, en plena edad dorada. 

Nuestros amados Maestros Saint Germain, Kuthumi, Nuestro amadísimo Jesús en su gran trabajo ahora como Ángel Micah de la unidad Mundial, me iluminen para poder hacer renacer la esperanza en los corazones de aquellos que me lean.

 

  

Qué es la metafísica

 

La palabra metafísica de “primera oída” suena poco común en nuestro leguaje cotidiano, yo en lo particular pensaba que era algo más relacionado con las matemáticas que con algo espiritual, y me costaba trabajo entender que la metafísica tuviera que ver con mi vida diaria y con las situaciones que enfrentaba.

 

Según los historiadores, la primera persona en acuñar el termino “metafísica” fue Andrónico de Rodas, llamando así a todo aquello que no era físico, es decir, metafísica significa “más allá de lo físico” (Rubén Cedeño, los pilares de la Metafísica, Buenos Aires 2006).

 

Siempre que explico esto en las clases pregunto a los alumnos la pregunta que aprendí leyendo los libros de Cony Méndez, ustedes han visto un pensamiento caminar?, o pueden tocar un sentimiento?, la respuesta invariablemente es “no, pero sabemos que existen”.

 

Yo crecí en un hogar semi católico, donde la mayor obligación religiosa consistía en ir a misa en las bodas, bautizos o fiestas importantes (y eso no siempre), por esa razón nunca llegue a entender el significado de nada de lo que ahí se hacia, las oraciones siempre eran a un Dios lejano, lleno de misterio y muy alejado de mi vida cotidiana.

 

Con el paso del tiempo, he visto que muchos católicos, cristianos, evangelistas y practicantes de otras religiones que existen en nuestro país viven una verdadera fe, que han encontrado una luz en su camino que los ha guiado en circunstancias difíciles y verdaderamente han llegado a resolver algunos de sus problemas orando de acuerdo a como su religión se los enseña.

 

Yo mismo recuerdo mi primera experiencia religiosa cuando me extravié en el mercado de mi colonia, contaba con 5 ó 6 años de edad, y atraído por los juegos mecánicos que estaban instalados alrededor del mercado perdí el rumbo hacia el cual quedaba la calle por la que salía hacia mi casa, cada instante que pasaba me llenaba de terror y de pensamientos llenos de angustia, hasta que en un momento pase enfrente de una imagen de la virgen de Guadalupe, e instintivamente me detuve y le pedí ayuda, le dije “madre, ayúdame a encontrar mi casa”, debo haber dado tres vueltas a la manzana y siempre que pase por el mismo lugar dije lo mismo.

 

Ahora, después de treinta años, al conocer la forma de hacer decretos en metafísica, y como se repiten tres veces para que en los tres planos de conciencia se hagan manifiesto (físico, eterico y mental) encuentro que de manera intuitiva, muchos conocimientos metafísicos estaban presentes en mi, y es de esa forma, como estoy haciendo el viaje de regreso al Padre.

 

Instintivamente sabemos muchas cosas que se enseñan en metafísica, yo he regalado muchos libros a creyentes y no creyentes en Dios, e independientemente de su credo encuentran cosas en la enseñanza metafísica que les hacen mucho sentido en su vida, en lo que ellos intuitivamente saben en su mente y en su corazón, por eso dicen que la metafísica es la madre de todas las ciencias y las religiones.

 

Pero hay cosas que nunca habíamos escuchado y por tanto nos suenan extrañas, sin aparente sentido y hasta llenas de fantasía o en el grado extremo de superchería y fanatismo. No hay nada más lejano a la verdad, la metafísica esta llena de coherencia, de cosas ciertas y de información de un mundo maravilloso que sólo si tenemos fe podremos disfrutar, “Si tuvierais la fe del tamaño de un grano de mostaza” dice el maestro Jesús.

 

La metafísica es una guía practica de sobre vivencia, pero a la vez de supervivencia, ya que cuando una corriente de vida empieza a adquirir este tipo de conocimientos las cosas invariablemente comienzan a cambiar para bien, la situación económica se mejora, la familia empieza a pelear menos y uno se comienza a rodear de gente afectuosa por donde camina, todo es cuestión de abrir el corazón y la mente a la enseñanza para recibir la radiación positiva de este aprendizaje.

 

Para comenzar a estudiar la metafísica no tienes que dejar tu religión actual o comenzar a tener una religión, porque la metafísica no es una religión, la metafísica sólo te enseña como amar de manera sabia, te enseña que existen leyes para el perfecto funcionamiento del universo, y que esas leyes pueden ser dominadas por ti si te esfuerzas en aprender, si decides hacer lo correcto y servir al amor.

 

La metafísica por lo que es, no puede estar en contra de ninguna religión o de escuela de pensamiento, tómala y apréndela, con el tiempo la presencia de Dios en ti te ira revelando la verdad, aún si no crees en Dios estúdiala… ALGO MUY BUENO TE PASARÁ.

 

 

DIOS

 

Dios, el Todo, el creador de los cielos y la tierra, de lo manifiesto y lo in manifiesto… comprender el concepto me ha llevado toda la vida, aceptarlo en mi corazón sólo un instante.

 

Si uno observa el mundo natural se da cuenta al instante de que lo primero que existe es el orden, que todo cuanto existe ya vino con un plan diseñado para su perfecto funcionamiento, tomemos el ejemplo de un ave, el perfecto diseño de sus alas, los árboles que le dan cobijo y comida, TODO esta diseñado en un plan divino de perfección para que esa ave evolucione en perfecta armonía para todo el mundo, y así, lo mismo sucede con todas las criaturas de la naturaleza.

 

En la ciudad y en el campo, en cualquier lugar donde habitan hombres, vemos que la mayor parte de los problemas que existen son causados por el uso irracional del libre albedrío de estos mismos, la falta de organización, la poca sensibilidad hacia los demás y todos esos pensamientos negativos de los hombres hacia los hombres y hacia todo lo que nos rodea.

 

Vivimos ignorantes de una verdad que nos salta ala vista en cuanto volteamos los ojos hacia la naturaleza: Existe un plan divino de perfección para todas las creaciones y criaturas del planeta, pero de manera absurda, ¡pensamos que nosotros no estamos incluidos¡ o en el mejor de los casos, pensamos que hay un plan para nosotros, pero que ese plan esta medio en chino conocerlo, y peor aún, que es más fácil que la selección de fútbol sea campeona del mundo a que nosotros disfrutemos ese plan manifestado en nuestra vida cotidiana.

 

No importa si ahora crees en Dios o no crees, si dices creer y no practicar, no importa que es lo que te hayan dicho de Él o lo decepcionado o a gusto que estés con tu religión y con las otras religiones, la metafísica te va a enseñar que es lo que hay en tu corazón… déjala entrar, al cabo, si no te gusta lo que sientes, basta con volverle a cerrar la puerta… de todos modos, Dios nunca se ofende, el te ama, creas o no creas en Él, y por eso, la metafísica te enseña que debes amar a tus hermanos, a la naturaleza y a ti mismo… el otro día, al estar haciendo la cola en un banco para hacer menos tediosa la espera me puse a observar las pequeñísimas letras que están escritas en un billete de 100 pesos mexicanos descubrí algo que Netzahualcoyotl el rey poeta escribió “Amo el canto del Cenzontle, pájaro de las mil voces, Amo el color del Jade y el enervante perfume de las flores, pero amo más, a mi hermano el hombre”… Así que… deja que el amor te guíe y descubrirás las letras pequeñitas que encierran grandes verdades.