Frases de Krishnamurti

Cuando la mente está completamente silenciosa, tanto en los niveles superficiales como en los profundos; lo desconocido, lo inconmensurable puede revelarse.

Entre dos soluciones, opta siempre por la más generosa

Pensar: Proceso de supervivencia, condicionante. Para sobrevivir, nos vemos forzados a pensar

Sembrando trigo una vez, cosecharás una vez. Plantando un árbol, cosecharás diez veces. Instruyendo al pueblo, cosecharás cien veces

Lo decisivo para traer paz al mundo es vuestra conducta diaria

La libertad consiste en reconocer los límites

Cuando sea llegada mi hora moriré; pero moriré como debe morir un hombre que no hace más que devolver lo que se le confió

Esperas ser dichoso una vez que
hallas obtenido lo que pides. Te engañas;
tendrás las mismas inquietudes, iguales
cuidados, idénticos disgustos, semejantes temores,
parecidos deseos. La felicidad
no consiste en adquirir y en gozar
de lo adquirido, sino en no desear, porque
consiste en ser libre.

Ustedes tienen la idea de que sólo cierta gente tiene la llave del Reino de la Felicidad. Nadie la tiene. Nadie tiene la autoridad de tener esa llave. Esa llave es vuestro propio ser, y en el desarrollo, purificación y la incorruptibilidad de ese ser solamente está el Reino de la Felicidad.



Es necesario meditar para descubrir si existe algún significado en la vida. Y en la meditación también descansa el fundamento de la conducta recta, recta en el sentido de correcta, no de acuerdo a un ideal, no de acuerdo a un patrón, no de acuerdo a ninguna fórmula, sino acción que tiene lugar cuando existe una completa observación de lo que está sucediendo en uno mismo.



Yo sostengo que la Verdad es una tierra sin caminos, y que ustedes no pueden aproximarse a ella por ningún camino, por ninguna religión, por ningún culto.



El aprendizaje real comienza cuando el espíritu competitivo ha cesado.

Para los así llamados religiosos ser sensibles es pecar, un mal reservado para los mundanos; para los religiosos lo bello es tentación, algo a ser resistido; es una distracción maligna a ser negada.

Las buenas obras no son un substituto del amor, y sin amor todas las actividades conducen al dolor, noble o innoble.

Siempre que ha habido un gran florecimiento de arte, música, poesía, etc., sucedió luego de un gran período religioso. ¿Que vemos después de que el Buddha apareciera? ¡Las cuevas de Ajanta y Ellora!
Si hoy día alguien creara algo como eso, sería aclamado en todo el mundo. ¡Personas anónimas hicieron eso! El verdadero sentimiento religioso es la madre de toda creatividad. 


La Religión es el sentimiento de bondad, de aquel amor que es como el río, viviente, moviéndose incesantemente. En ese estado podrán descubrir que llega un momento donde ya no hay más búsqueda en absoluto.



La mente religiosa es la explosión del amor. Es este amor el que no conoce separación. Para él, lejos es cerca. No existe el uno o los muchos, sino ese estado de amor en el cual toda división cesa. Como la belleza, no es medible por las palabras. Solamente desde este silencio es que la mente meditativa actúa.


Jiddu Krishnamurti